Pepet el Anacoreta

Bellísimas narraciones y opiniones de la vida de Pepet.

Monday, December 19, 2005

A night at the Opera segunda parte.


La noche era cálida y se complicaba momento a momento. Pilar no me soltaba y en cierto modo yo disfrutaba la situación no por que ella me gustara; sino por ver el espectáculo patético de Rodrigo Ignacio semiebrio observando como su novia coqueteaba descaradamente conmigo.
Recuerdo que al conocer a Rosario, su hermana me parecía de esas personas que están fuera del ámbito de mujeres que yo podía siquiera mirar o interesarme, pues era simplemente la hermana de mi novia y su tipo delgadito, escuálido de curvas y sus rasgos faciales algo duros me hacían pensar en ella como si fuera mi propia hermana y nada más. Sin embargo ella tenía una gran facilidad parta demostrar cariño inocente con abrazos y caricias que tal vez ahora entiendo como no tan inocentes. Si alguna vez sentí que ella tenía algo más que cariño por mí siempre me dije que sería simplemente por este sentimiento de copiar la vida de su hermana, molestarla un poco y nada más.
Pero ahora se mostraba muy deshinibida y con intenciones diferentes. Su vestido escaso de tela la hacía parecer menos esa niñita que yo siempre había visto. Apoyaba su cuerpo contra el mío y el poco espacio confabulaba para crear la escena que su novio veía con expresión de idiota.

Para alguien como yo, que tiene una gran faclidad para disfrutar de la belleza femenina, es fundamental pensar rápidamente, antes que todo sea inevitable, en las consecuencias de una nueva incursión. Y no es por culpa posterior, sino por las incomodidades que pudiera traerme más tarde. Recordé sus comentarios donde Pilar decía que su sueño sería ver a dos hombres pelearse por ella y en ese momento logré actuar con tranquilidad.
En este caso pensé que ella realmente no me gustaba, que sólo sería por reírme de su novio, que no tardaría en contárselo a Rosario como si fuera una victoria sobre ella y que en su histérica obsesiva mente adolescente si yo daba el primer paso se haría la ofendida y trataría de hacerse pasar por la casta hermana violentada por su cuñado. Así probaría al mundo y a su novio lo interesante y fiel que es ella y de pasada le pediría a Rodrigo Ignacio una prueba de macho a la antigua al solicitarle que defendiera su honor golpeándome o algo parecido.

Con una sonrisa la tome de la mano y le dije al oído:
-Acompáñame...-
Me miró con una cara que mezclaba maldad y sensualidad, cierta picardía mientras se mordía el labio.
- ¿Adonde vamos?-
- Por ahi para mostarte algo interesante...-
-Entonces vamos-
Me la llevé directamente hacia la barra donde estaba Rosario y con mi cara de mayor inocencia les dije que iba a buscar una martini para ambas porque los hacían excelentes en el bar.
Pilar me miró con evidente incomodidad y Rosario por el contrario lo hizo con ternura.
Salí a buscar los martinis dejando a las dos hermanas juntas. Pasé frente a Rodrigo Ignacio quien ya mostraba evidentes signos de la acción del alcohol sobre él. Le pedí otro martini a la barwoman y se lo dejé a mi Opus cuñado haciéndole saber que era buenísimo. A esas altura él ya aceptaba con facilidad la copa y yo me lo imaginaba en algunos minutos más dando un espectáculo.

En eso para hacer todo aún más extraño escucho a mi espalda una llamada diciéndome:
-¡Pepet, hombre! ¿Qué hay?.-
Era nada menos que Josep Lluis el valenciano al cual le endilgué a la "shica shilena", pero por suerte estaba sin ella.
- No me llames así, Josep, ese es mi alias valenciano y aquí no me gusta que se sepa nada de mi pasado.-
Pepet (Pepito en valenicano) es como me pusieron ya que no sabían mi nombre y cuando lo supieron les pareció complicado. Lo de anacoreta es sobrenombre irónico madrileño debido a mi falta de austeridad para vivir la vida
- Vale, vale hombre ¿y tú que haces por aquí?-
-Bueno llegué aquí de invitado gracias a mi cuñada ¿y tú?.-
Sólo esperaba que Jenny nunca le hubiera dicho nada de nosotros para no tener que entrar en explicaciones engorrosas y de hecho sólo quería salir de ahí y ni siquiera preguntarle por ella.
- También invitado de Leo somos amigos de universidad. Oye, quiero agradecerte por haberme presentado a Jenny, estamos de novios y ella es genial.-
- Ah...qué bien...-
-Ahora está en Chile visitando a su familia y vuelve el 26 de diciembre.-
- Mmmm... qué bueno que sea hogareña...- dije por acotar algo, esperando mis martinis para largarme sin más preguntas.
- A propósito quería preguntarte algo respecto a ella.-
Oh Dios tendré que hablar de aquello y comenzar a dar explicaciones, pensé. Y yo que esperaba que como buena chilena no hablaría nada de su pasado de pareja dejando esa típica imagen casi virginal del prontuario amoroso de mis coterráneas.
-Si claro, dime.-
- ¿Qué crees tú que es bueno regalarle para la navidad o para el día de Reyes?-
Uff... qué tranquilizador, Jenny no falló a su tradición nacional.
-Bueno me imagino que siendo mi compatriota se debe portar muy bien contigo.-
-Excelente, es una gran mujer.- Eso yo ya lo sabía muy directamente.
- Entonces, lo primero flores, pero por favor innova y no le regales las típicas rosas, busca algo elegante y lindo. En Madrid llegan unas orquídeas magníficas de Madeira y tulipanes holandeses. Y en segundo lugar alguna joya linda pero nada excesivamente caro que la haga sentir demasiado comprometida ya que llevan poco tiempo juntos. Creo que eso puede ser adecuado, sin olvidar llevarla a cenar a un lugar a su altura.-
Había que intentar premiar el silencio de "la Jenny" y porque no decirlo los buenos momentos que me hizo pasar con sus generosos atributos.
- Pepet eres grande.- dijo igual que me dijo un día su actual novia. -Gracias hombre, necesitaba una ayuda así.-
-De nada Josep, ahora te dejo que debo llevar estos martinis...y no vuelvas a llamarme Pepet.-

Me alejé con la tranquilidad de sacarme un peso de encima ya que nunca es bueno conversar de las aventuras que tuviste con la novia de un amigo.
Volví donde Rosario y Pilar, esta última me miraba con cierta molestia todavía como con ganas de decirme algo, pero sin atreverse por la presencia de su hermana allí. Yo brindaba con ambas por la extraña noche que estábamos viviendo.
Bailamos con Rosario y luego tuve que ir a dejar el bulto en el que se había trasformado Rodrigo Ignacio a una habitación donde durmiera la borrachera, ya que pasaba de la risa al llanto fácil, estando somnoliento en la barra repitiendo que era un pecador y que su guía espiritual lo recriminaría por sus malos pensamientos. Me lo imaginé con el silicio más apretado que de costumbre el próximo viernes.

El resto de la noche fue de más música electrónica y la oportunidad de seguir probando a la barwoman en cuanto a su mano para preparar copas. La chica se movía grácilmente jugando con las botellas y preparando diversos daikiris, margaritas, tequila sunrise y hasta un demodé old fashion que le pidió alguien. Era una mujer de hermoso cuerpo pero horrible de cara, muy hábil en su oficio. A eso de las 5 y media cuando ya quedaba menos gente y al darme cuenta que no encontraba tan fea a la barwoman decidí que ya era hora de descansar un momento.
Le dije a Rosario que me iría a acostar:
- Anda, amor, yo voy en una rato más, porque voy a seguir unos minutos con mis amigas antes que se vayan. Lo único malo es que Leo me dijo que tendremos que compartir la habitación donde está Rodrigo Ignacio.
- La vida es dura a veces.-
-Pero cuando yo llegue te abrazo y te reconforto un poco para pasar la lata... además que es tu compatriota y tienes que aguantarlo solidariamente.-

Entré en la habitación donde mi "compatriota" alternaba ronquidos con momentos donde despertaba y observaba con la mirada perdida a su alrededor. Me acosté en una cama frente a la de él y me dispuse a dormir un rato.
No sé cuanto tiempo alcanzó a pasar cuando sentí que Rosario llegaba y me abrazaba. En esos segundos antes de despertar del todo sentí sus labios y como se subía sobre mí. Al poner mi mano en su cadera supe que no era Rosario y al abrir los ojos me encontré con Pilar encima. Parecía más bebida de lo decoroso y evidentemente deshinibida:
- Ahora si que vamos a ver que saben hacer los chilenos.-
Me la saqué de encima y le dije:
- ¿Acaso tu novio no te lo ha mostrado?-
- ¿Ese? ni me toca siquiera.-
- Voy a asumir que has bebido mucho, Pilar y que no sabes que haces.-
- Sé perfectamente que hago y yo pensé que después de bailar conmigo tú también sabías.-
- Yo sólo sé que tu hermana se va a molestar mucho contigo si te ve aquí ya que yo no te invité.-
- Yo entendí que...-
- Entendiste mal entonces, sólo me interesa tu hermana "mayor" ahora anda donde tu novio que está frente a nosotros viéndolo todo.-
Me miró con sorpresa mientras constataba que su novio observaba con expresión perdida toda la escena y se fue rauda donde él que volvía a roncar.
Salí de la habitación y me encontré con Rosario que me preguntó que porque aún no me dormía:
- Es que no podía dormir sin ti...-
- Entonces vamos a regalonear como dicen en tu país.-

La noche terminaba y alcanzamos a dormir cuatro horas antes que el sol nos despertara.
Al irnos ya no había polis controlando en la autovía y manejé yo. Antes de subirnos al auto Rodrigo Ignacio algo mejor luego de un café caliente se me acercó y en tono de confesión me dijo: - Tuve pesadillas horribles, nuca más vuelvo a beber aunque me digan lo que sea ¿Hice algo impropio?-
- Depende de lo que entiendas por impropio. Fue una buena ingesta para ser primera vez y... ¿qué soñaste?.-
- Cosas espantosas. Tú sabes que yo soy bien religioso y soñaba que un cura me retaba por beber demasiado y...-
- Y ...-
- No te enojes conmigo pero soñé que Pilar "dormía" contigo.-
- Realmente te pegaste una buena borrachera cuñado. Cómo puedes soñar eso de tu casta mujer.-
- Es verdad, que vergüenza.-

La carretera estaba poco poblada. Por el retrovisor veía a Pilar que miraba por la ventana sin decir palabra y a Rodrigo Ignacio con sus lentes oscuros roncando nuevamente a los pocos minutos de iniciado el viaje. Rosario colocaba su mano sobre mi pierna y me sonreía.
- ¿Lo pasate bien amor, pese a que me dediqué a conversar con mis viejas amigas casi toda la noche?-
- Lo pasé bien cariño, fue una noche "inolvidable".-
- ¡Ah... no exageres!
Nos dirigíamos a Madrid los cuatro, cada cual con su historia. Era francamente una bella imagen familiar.

21 Comments:

At 9:35 AM, Blogger José Luis Contreras Muñoz said...

buena pluma.
felicitaciones

 
At 11:28 AM, Blogger Bruburundu Gurusmundu said...

Saludos al dormilón y cuidado con las hermanas. Le extrañará que alguien como yo le escriba a una persona tan culta, pero por ahí visualizo que en un futuro no lejano podría Ud. intentar voluntariamente firmar los registros de nuestro club.
Profesor B. B.

 
At 12:18 PM, Blogger Aldonza una mujer sin temores said...

Realmente inesperada tu historia. Creo que lo peor que le puede pasar a una mujer, peor aun si está compitiendo con otra, es ser rechazada en términos amatorios.
Me da la idea que fue por lana y salió trasquilada.
Creo además que el Opus tuvo un final penoso. Me deja un cierto sabor amargo al final tu noche en la ópera, menos alegre que la de los hermanos Marx.
Y la asturiana?

 
At 12:31 PM, Blogger soberbianaif said...

esta es una historia de justicia...cada cual obtuvo lo que se merecía...aunque no sé por què tengo esa rara impresión de que el cuento no termina....veamos què sigue...

saludos puros y castos

 
At 12:58 PM, Anonymous RSOI said...

He estado un buen rato mirando este blog y la verdad es que me parece de altísima calidad literaria.
No sé si las "Aventuras de Pepet" son reales o no pero están excelentemente bien escritas.
Normalmente comento duras críticas en los blogs que están plagados de basura y demostraciones de la estupidez humana, pero aquí veo cultura.
Relamente como dijo la coemntarista anterior parece un final justo, pero como que aún quedan cabos por atar.
Esa Rosario va pronto a terminar con cuernos creo yo.

 
At 1:38 PM, Anonymous Leandro said...

Magnífica historia.
Realmente creo que optaste por lo mejor. meterse con la cuñada suena a mal final.

 
At 4:46 PM, Blogger wanglen said...

gracias por tu visita
porque encuentras que el post es temible?

 
At 4:45 AM, Blogger Elisa de Cremona said...

jajajajaja eres absolutamente don juan! deseado, deseante y hasteado. jajaja
me imagino el dilema: hermana/novia... aventura/estabilidad...
Creo, en todo cso que hiciste bien, eso de andar picoteando mujeres tan cercanas suena mal.
UN beso

 
At 9:11 AM, Blogger Andres Waissbluth said...

Pepet, me extraña tu ignorancia sobre las mujeres.
Ese rchazo te puede salir caro, especialmente conociendoi a pilar por tus escritos.
Una cuñada despechada es serio.
Suerte para lo que viene.
Saludos de los bellso mellizos.
Estare en españa este año, podriamos conocernos con una copas.
A

 
At 9:13 AM, Blogger ETERNO DESPISTE said...

PEPET LINDO PEPET CONSIDERO QUE ACTUASTE CORRECTAMENTE, Y DALE SIN COMPASIÓN A ESE OPUS POR QUE ME CARGAN LOS OPUS Y PILAR BUENO ES UNA MUCHACHA QUE TIENE BUEN GUSTO Y QUERIA PASAR UN BUEN RATO, PERO ESTO TE HABRIA TRAIDO DEMASIADOS MALOS RATOS A TI..Y PARA QUE? SI SE PUEDE SER FELIZ

 
At 10:01 AM, Blogger you-do-me said...

y esto se convirtió en doctor corazón!! y lo bonito pepet es que la moralidad no es cosa que se diga no más, no se trata de entelequias...ya ves


(disfruto bastante de tus comentarios en otros blogs)

 
At 1:48 PM, Blogger Laura said...

Jaja Pepet! Esperable lo de Pilar.
Me encantan tus historias, me atrapan.

Saludos

 
At 2:41 PM, Blogger fgiucich said...

Aplausos sostenidos. Cómo sigue? Abrazos.

 
At 5:55 PM, Blogger Pitufina said...

No te imaginas como me entretuve leyéndote,

Te felicito por el aguante. !!

y trata de mantenerte lo más alejado posible de esa pérfida...

Cariños.

 
At 4:35 AM, Blogger Pepet el Anacoreta said...

Gracias por los comentarios y ya les seguiré como continua esta comedia de equivocaciones en la que se ha transformado mi vida.
Bruburundu, luego de leer sus actas creo que vuestro club es un lugar muy adecuado para mí.
Aldonza lo de la asturiana ya viene aún no sé que haré con ella, resultó ser más interesante de lo que pensaba cuando vi por primera vez sus pantalones ajustados.
RSOI se agradece la crítica amable al saber tus antecedentes de desfacedor de entuertos weblogísticos.
Elisa la égloga primera de Garcilaso me recuerda a ti. Como ves he seguido tus consejos.
Andrés avísame cuando vienes por tierras castizas para coordinarlo entre mis viajes Madrid-Valencia. Si te vienes para las fallas sería aun mejor. Ya te contaré como sigue lo de mi cuñadita pues tienes razón que el despecho ciega a las mujeres.
Saludos y abrazos a todos...y besos a todas, claro.

 
At 5:23 AM, Blogger Plumita (Confesiones Virtuales) said...

hello!!!
Solo pasaba a visitarte...

 
At 6:48 AM, Blogger Mis Nuevos Aires said...

Cada vez que te leo me dan ganas de viajar a golpearte.. pero hoy no.. raramente si eres tu el de la historia tuviste un dejo de cordura con la hermana de tu chica..
Buena historia..
Saludos!

 
At 7:28 AM, Blogger EL CAMINANTE SOLITARIO said...

cual es el secreto?, bien el comportamiento, pero como buen compatriota y mas como amigo, deberias contarle a ignacio lo de tu cuñada, que se las trae, aunque alla casi todas se las traen, ¿ o no?
saludos

 
At 11:19 AM, Blogger palabraserrantes said...

Bueno, he venido a ponerme al día. Mira todo lo que me perdí mientras me operaban joder!
Hoy es mi día de "visitas" ambulatorias... a los amigos. Aprovechando que me siento mejor, me siento de a ratos en la compu y viajo. Ahora llego a saborear tu pluma, ya extrañaba leerte. Está
sabrosa la historia...

Un beso grande Pepet

 
At 1:06 PM, Blogger Claudia Angel said...

que buena historia pepet..sorry cual es tu nombre?...me encantan estas aventuras de ciudad, de carrete de copas, de minas, de baile etc...

me entretuvo y mira que cuesta tanto hoy leer textos largos

Clau

 
At 2:09 AM, Blogger fgiucich said...

Felices fiestas!!!
http://clarasofia.blogspot.com

 

Post a Comment

<< Home