Pepet el Anacoreta

Bellísimas narraciones y opiniones de la vida de Pepet.

Thursday, December 01, 2005

El frío y las añoranzas de Chile.


La mezcla de mi vida es una proporción de la poesía con los más bajos deseos. Un poco de luz y también de tinieblas. Desde que lo entendí así todo es más simple, las mujeres me complican poco y si comienzan a ser difíciles las cambio, las obligaciones me son más llevables y vivo con más libertad. Entendí mejor a mis padres y mis propios traumas y entonces soy capaz de perdonar casi todo.Desde que entendí que para sobrevivir hay que mezclar belleza con sentido práctico, goce abstracto con placer mundano y una cuota de desfachatez vital sin culpa que dure mucho, todo se me ha vuelto grato y tranquilo. Así que hoy pensé en cosas mundanas porque el frío me hace reflexionar de ellas y de mis deseos de Chile.
Es tan extraño que en Diciembre comience a hacer frío. La dualidad hemisférica me produce una contradicción enorme porque para mí el fin de año, navidad, calor y vacaciones son conceptos que se unen y que conforman un todo absolutamente imposible en estas latitudes. Un año nuevo con comida de terraza, con noche de calor y sudor en una fiesta con baile son la imagen de cada cambio de folio. Aquí incluso es a la inversa porque en medio de fríos bajo cero se celebra la "noche vieja" y la gente se divierte mojándote y haciéndote pasar un frío de mil demonios si te empapan de champaña (o cava aqui) en la Puerta del Sol.
Ya han caído las primeras nieves y no sólo en los Pirineos y la Sierra Nevada sino que al lado de Madrid en la Sierra de Guadarrama y en la monumental Ávila.
Creo que este año intentaré tener una navidad con nieve para congratularme que he completado un año más de este dulce autoexilio y donde ya veo más cerca el regreso que debiera ser el 2007.
Es posible que eche mucho de menos España y su cultura cuando vuelva; pero la verdad es que cada día tengo más ganas de regresar a Chile y volver a cosas absolutamente triviales como los paisajes, las expresiones de la gente o los sabores.
Y aunque parezca extraño hay cosas comnes que tienen sabor diferente en Chile y que deseo volver a degustar.
Las carnes en Chile son baratas y de excelente calidad ahora que comparo con las europeas. (para que decir en Argentina) Aquí salvo contadas excepciones como los chuletones de Avila, algunas cosas de ternera gallega y poco más, la carne es bastante blanda pero muy poco sabrosa. Además no hay claridad en cortes como en Chile. No se puede en cualquier supermercado llegar a pedir equivalentes castizos de "pollo ganso", "filete", "posta", "entraña", "asado de tira", "palanca", "lomo vetado", etc. Aquí hay ternera para guisar, para freír o para asar y nunca hay claridad exacta de que parte del animal se trata. Esto para un ser 99% carnívoro es francamente terrible.
Reconozco que el cerdo y especialmente el cerdo ibérico son de buen precio y buen sabor al igual que el cordero; pero la falta de una carne vacuna sabrosa como la nuestra es un dolor difícil de superar. Añoro entonces un asado chilensis jugoso y de sabor potente servido con un cabernet sauvignon bien taninoso. Un trozo de carne contundente que se entregue con indefensión al paladar para ser disfrutado en su centro rojizo y sanguinolento, con sabor a carbón y sal. Ese es francamente un placer como pocos y muy relacionado al erotismo. Definitivamente la ausencia de carne es para mí la ausencia de comida porque no sé que acompaña a a qué.
Las ensaladas son una entretención veraniega y en ese sentido salvo cosas muy específicas son bien parecidas en cualquier parte y potencialmente reproducibles con facilidad.
Pero, ¡cómo deseo volver al "Cuerovaca", "Happenning" o "Santa Brasa" y pedirme mi carne a punto o incluso menos hecha!
Los vinos no han sido un problema grave ya que pese a preferir los caldos de nuestra tierra, me he entretenido probando los consabidos Rioja y Ribera del Duero y he descubierto excelentes vinos de lugares como Somontano en Aragón, Priorat, Penedés y Empordá-Costa Brava de Cataluña, Ribeira Sacra en Galicia y sorprendentes vinos de Castilla-La Mancha y de la denominación de origen Utiel-Requena en la Comunidad Valenciana. A veces cuando quiero darme un gusto saco alguna botella de las que me traen mi familia o mis amigos chilenos que han venido y recuerdo desde el aroma al retrogusto las bondades de Chile embotelladas en un Cabernet Sauvignon, un Carmenere, Syrah o un blanco del valle de Casablanca.
Las frutas son dulces en nuestro terruño y aquí no llegan a esas concentraciones de azúcares. Siendo que las cerezas del Jerte y las naranjas valencianas son ricas los duraznos chilenos y especialmente las papayas son invaluables.
Otros sabores que echo de menos son cosas banales como la mayonesa. Aquí tiene otro sabor distinto de la nuestra y aunque he comprado marcas gringas no son iguales (aunque debo decir que la mayonesa que viene como ali oli es buenísima). La Fanta tampoco es igual y a veces me dan unas ganas locas de tomar Bilz o Pap. Parece que los temidos colorantes que aparecen en negrita y que no se usan en la UE como son la tartrazina y el amarillo crepúsculo me han dejado cierta adicción. Entonces la minipap y minibilz que me han traído de vez en cuando se transforman en pequeños tesoros con caducidad de 2 meses que me recuerdan mis tardes de niñez veraniega.
Las paltas que llegan son regulares aunque sean hass chilenas. Parece que el transporte las modifica y no saben igual que en Chile. La mayoría que llegan a España son peruanas y no les llegan a los talones a las nuestras (arranque de nacionalismo, excúsenme) y sólo una vez me he vuelto a comer una palta digna de una once en Chile ya hace varios meses.
Tampoco entiendo como teniendo a Inglaterra al lado el té de uso diario sea tan malo. Un té corriente en Chile es mucho mejor que uno en España y hay que ir a tiendas gourmet de té o a grandes supermercados para que pagando más caro uno se tome un tecito agradable. Lo mejor de todas formas un té moruno de alguna tetería marroquí.
El café para la casa, nada especial, es traído de Colombia en su mayoría, pero creo que en las cafeterías un expreso (o un carajillo) es tan bueno o más que en Chile.
Los mejores que me he tomado en Europa son esos dedales de café que son los ristrettos italianos y muy especialmente las "bicas" de Lisboa. Este último con mezclas de la India y Brasil.
Del pan no me quejo porque es bastante bueno y hay masas batidas como el baguette que son excelentes, la añoranza sale por la marraqueta y su significado en el inconsciente colectivo chileno, pero es más en lo afectivo que en el gusto. (No llegaré a los excesos maternales de Zamorano, sería de muy mal gusto.)
Y bueno las chilenas efectivamente me gustan más que las europeas. En lo físico muchas de estas españolas son bastante planas de busto y de caderas anchas pero poco levantadas, con un biotipo que no me parece tan grato como las redondeadas formas de la "fértil provincia y señalada en la región antártica famosa" con bastante más busto promedio y proporciones más equilibradas. Eso sin contar con las buenas costumbres de las señoritas chilenas tan criticadas al interior de conversaciones de personajes con supuestas aperturas mentales y al fin tan buscadas por recatadas y preocupadas del decoro a la hora de encontrar una esposa.
Uno despotrica en contra de las chilenas porque no conoce al resto. (esto les hara saber que hay otras mucho peores). Puede que las mujertes chilenas con sus temores y prejuicios sean menos arriesgadas en lo externo pero al final mucho de eso es irreal al interior y son casi tan lanzadas a la vida como muchas del hemisferio norte. Con todo, esas imposiciones sociales y ese delicado doble estándar de sociedad burguesa me parece encantador y muy conveniente para cualquier hombre chileno.
Muchas europeas consideran que es rebajarse en el escalafón zoológico darle una pequeña atención a sus hombres como hacer la comida, servirle algo rico o tener la casa arreglada para él, algo así como una traición a los derechos ganados por las feministas. Otras dicen ser las grandes engañadas de la historia porque además de ser buenas profesionales, con horarios difíciles, más exigencias que sus pares masculinos y menos sueldo tienen que llegar a sus casas a organizarlo todo y además ver a los niños. Las hay que por dárselas de liberales y no comprometerse para disfrutar la vida, hoy remojan sus canas solas y buscan deseperadamente lo que va quedando para encontrar marido. Sin embargo en España aún hay algunas parecidas a nuestras queridas chilenas que están dispuestas a regalonear a sus parejas y comportarse según lo que acostumbramos en nuestro país.
Siempre he creído que las mujeres son infinitamente superiores a los hombres en organizar el mundo. Más detallistas, más consideradas con las relaciones humanas y los planos afectivos, más ordenadas, menos rimbombantes y más ordenadas y casi siempre más aterrizadas poniendo pies en tierra a muchos sueños de alas utópicas. De hecho siempre he tenido el secreto temor que al momento que ocupen puestos de relevancia social, direcciones de grandes empresas, presidencia de orgaismos internacionales, ministerios y presidencia de la República lo harán tan bien que los hombres seremos desplazados. Por suerte España ha conjurado mis temores y el presidente del gobierno español Rodríguez Zapatero ha demostrado en su gabinete con 50 y 50% de hombres y mujeres que las féminas pueden ser igual de ineficientes, abusivas, poco diplomáticas, inescrupulosas y mal educadas que los hombres y peores también.
Así que en resumen me quedo con las chilenas decorosas y regaloneadoras que tanto bien han hecho y seguirán haciendo por sus parejas.
Hoy me tomaré mi última mini Bilz. El frío me trae añoranzas de Chile que tendré que calmar con sucedáneos castellanos, por ahora están bastante bien, mañana ya veremos.

18 Comments:

At 1:07 PM, Blogger Chirimoya_Alegre said...

This comment has been removed by a blog administrator.

 
At 1:19 PM, Blogger Chirimoya_Alegre said...

Oh Pepet! como me encantaría hablar contigo estas cosas en vivo y en directo! Me recuerdas a mi amigo querido que dejé botado en Alemania, amiguito chileno de viaje y de historias con el cuál hablábamos horas de horas acerca de las paltas, la bilz, el asado (yo, porque este mongo se puso progre y es vegetariano!) y por supuesto, de las diferencias evidentes de machos y hembras. Es super difícil verbalizar las impresiones sin tener el temor de que te malinterpreten..Yo adoré Berlín, viví 6 meses allí y, sin duda alguna, lo extraño mucho..pero casi me volvía loca algunas veces con el "modo de ser"..porque nunca antes el "modo de ser" me resultó tan importante. No se podía llegar de sorpresa donde un amigo con el desayuno comprado o con el vinito bajo el brazo: afrenta total!! hay que llamar antes (un día antes por lo menos)para no invadir el espacio privado y el derecho humano de querer estar solo y planificarse..mucho para mí la verdad..y eso que soy super respetuosa del "donde fueres haz lo que vieres" De hecho, me carga el virus chilensis que se apodera de algunos en el extranjero y los hace ser criticones del país que los acoge y muy pesados con sus habitantes. Pero es imposible también evitar estos ataques de nostalgias, sobretodo en cuanto a "roces Humanos" se refiere. Debo decirte Pepet que parece que las chilenas la llevamos..ejem ejem pero es así. Mis amigos fuera (que son por lo menos 8 machos en diferentes partes del orbe) a estas alturas están idolatrando al material femenino. Lo curioso es que a mí me pasó lo contrario. No es que no me gusten mis compatriotas, extrañaba su humor, su picardía y su relajo, tres cuestiones demasiado importantes a la hora de entablar cualquier relación, pero admiré mucho la independencia de los extranjeros, el corte con "mami" a temprana edad y la preocupación justa y necesaria que tienen con su cuerpo: deporte, buen ojo con la ropa, espíritu joven que no los hace verse como "Hermosilla y Quintanilla" o con ponchera a los 30 años (tema sensible para mí) Las chilenas, sin ser tropicalonas del estilo teleserie venezolana, con mucho maquillaje y teñidos y siliconas, tampoco somos fomes o del tipo "deportina no estoy ni ahí" que tanto abunda en europa. Me gusta el estilo nuestro, preocupadas y guapas, simpáticas, cariñosas y creo que bastante inteligentes a la hora de no confundir ser una geisha con ser atentas y amables con la pareja...el tormento de algunas europeas con respecto al feminismo y al espacio personal y al rol y bla bla bla es francamente una paja mental que las hace ser muy histéricas, depresivas y hasta agresivas en ocasiones. Lo bueno que tienen es que son directas, no como nosotras que nos damos cien mil vueltas antes de dejar al vaca que tenemos al lado...somos gatitas de chalet buen pepet, ya lo dije, pero con las cosas super claras a la hora de saber que de la ternura nace, naturalmente, el amor, y que eso puede decirse de todo y de todos sin sentir que estás traicionando tu rol de mina o que se yo.
Afirmense peninsulares!! y eso que estás en España donde hombres y mujeres se saludan con dos besos. Casi me encerraron por loca cuando intenté hacerlo en Alemania y en Polonia.
Te mando un beso rojo de tanto tomar Bilz, una marraqueta tomate-palta-quesodecabra con un tecito o un jugo de chirimoya en la terraza de mi casa en Valparaíso, en la mitad del cerro alegre, a la cual espero que vayas algún día.

Abrazos amarillos crepusculares para tí.

Chirimoya con risa y con calor.

PD: perdón por tomarme este espacio, pero es que fue absolutamente inevitable!! y, obviamente, las opiniones aquí vertidas obedecen a conceptos totalmente generales, a grossos modos digamos y son, para variara, de exclusiva responsabilidad de esta Chirimoya chismosa.

 
At 6:39 PM, Blogger Verónica Reyes Serra said...

Uff..
Y yo qué daría por estar en España.

Un abrazo.

 
At 9:00 PM, Blogger brodsky said...

This comment has been removed by a blog administrator.

 
At 2:56 AM, Anonymous Leandro said...

A veces yo tuve la impresión que el tiempo se dilataba interminablemente cuando estuve fuera de Chile, que me jugaba malas pasadas y que me engañaba al saber que en realidad era jueves y no viernes como yo esperaba. Los fines de semana salía buscando paisajes diferentes y la verdad es que un país como Inglaterra no es agradable para un santiaguino. Poca luz, mucha lluvia, dias cortos, tan cortos que las 15:00 hrs había que refugiarse en un pub para ver la luz de una apolleta y todo se terminaba a las seis de la tarde. A veces, los sábados algo más tarde con la campana que anunciaba la última ronda de alcohol.
Elegiste bien con España, porque tiene luz y no tiene ingleses fríos que te hacen sentir aun más lejos del país.
Sin embargo no hay nada como Chile y su gente.

 
At 3:18 AM, Blogger Laura said...

Pepet:
los autoexilios tienen su lado bueno y su lado triste. Uno añora lo que dejó pero ama lo que conoció. A mi me sucede que me siento de todos los lugares y de ninguno en particular. Soy habitante del mundo.

Cariños

 
At 6:52 AM, Blogger ETERNO DESPISTE said...

hay Pepet qeu lindo post, lo que cuentas, lo que sientes, lo qeu añoras, es parte de la escencia, como dicen la tierra y la sangre tira muchisimo, yo estuve fuera un año en el mismo lugar que Leandro y lo disfrute aconcho, con sus malos olores, mala comida (fish and fries), fría gente, en fin daba lo mismo total yo sabía que existia un plazo y debía volver, entonces es diferente la percepción, me alegra saber que nos extrañes (a la mujer chilensis) sus pro y contra, yo tambén pude vivir en carne propia que dejamos "la tendala" donde vamos osea los ojos negros y el regalone está implicito en nuestra sangre entonces a veces se puede lograr lo impensando con un sonrisa y un meneo de cadera..besos y disfruta tu Bilz

 
At 9:49 AM, Blogger Elisa de Cremona said...

encantadora foto.. parece una bandeja mora con vasos idem para el té??

mmhh.. españa también tiene sus cosillas poco melosas, bastantes diría yo... sin embargo hay otras que compensan.. por lo menos para mí.

un saludito catalán

 
At 10:34 AM, Blogger Andres Waissbluth said...

Estimado pepet, cuanta nostalgia dios mio.
Te recomiendo no buscar con empeño tu pareja, al menos no buscra la óptima, que se da lo contrario. El que busca no encuentra, o simpre encontrará detalles y desperfectos. Dejate llevar sin profilaxia y que el destino te traiga un retoño al azar, para que le puedas traspasar toda la sabiduría que haz adquirido. los hijos no se planifican, se tienen, asi de simple. Si no, nunca será el momento adecuado.
Un saludo con una kem en la mano.

 
At 4:01 PM, Blogger fgiucich said...

Estuve conociendo tu blog y es muy bueno, buenísimo. Los que vivimos en el exilio (voluntario o no), las vivencias de nuestros orígenes se hacen más fuertes y hay cosas que permanecen en la memoria y se agigantan con el tiempo. Tu escrito sobre Maimónides me impresionó ya que hace unos años estuve parado frente a esa estatua durante un larguísimo rato en estado catatónico. Abrazos.

 
At 8:04 PM, Blogger hetsah said...

:)

 
At 9:49 PM, Blogger A.Ocampo said...

camino a la decorosidad me iré. =) saludos.

 
At 7:55 AM, Blogger Anastassia said...

Hola Pepet,

Te he estado leyendo hace un tiempo para devolverte la visita y por alguna razón no alcanzo a comentarte o no sé qué decir... dices que "te portaste bien como te sugerí"... me alegré por ti, sobre todo por Rosario... Igual es raro eso, ¿si no fuera porque ISA se porta mal, podría seguir su historia?... je ne sais pas. Me gustó este post de nostlagias culinarias en todas sus formas, me reí y hasta lo comenté en mi oficina con mis jefas frenchis y me dio tema de conversación: ellas sufrieron con los cortes de carne en Chile y de hecho encontraron a un tipo en la vega que sabía hacer cortes a la francesa... definitivamente, siempre el pasto es más verde lejos de uno. cariños monteses
an

 
At 6:20 AM, Blogger alnacif said...

Quiero donde vivo, vivo donde quiero... Chile.
Un afectuoso abrazo

 
At 10:54 AM, Blogger Pepet el Anacoreta said...

Gracias por los comentarios que me traen más recuerdos de Chile.
Realmente se siente a momentos la lejanía.
Gracias a mi alegre chirimoya y ojal
á escribieras siempre largamente para disfrutar tus letras. A Andrés que tienes toda la razón en cuanto a los retoños, es mejor no buscarlos son para que ellos tan sólo lleguen.A Leandro y la Despistada dos polos de las tierras anglosajonas, pero tan válidos ambos, las chilenas son lo mejor es verdad.
A Elisa, la cercanía con Marruecos permite comprar estos pequeños lujos de artesanía árabe, son más recuerdos de la Alhambra.
A Camilo y fqiucich Maimónides, la Cabala y la cultura judía están en todas partes y cuando te das unos segundos aprendes a extasiarte con ellas. A Anastassia y alnacif, Chile es maravilloso y espero volver a vivir donde quiero en un año.
A todos gracias.
Un abrazo nostalgico con Bilz, una Kem tampo me vendría mal.

 
At 1:11 PM, Anonymous Anonymous said...

Lástima, pensé que tendríamos el gusto de tenerte cerca este verano.

 
At 12:39 AM, Blogger indianguman said...

No compartimos la debilidad por la carne (la de vaca, por lo menos), pero sí las efemérides trastornadas y la preferencia por las parejas connacionales.

En fin, este diciembre blanco me tiene loca, pero por suerte paso a chilito pronto por un tiempo.

Abrazos

 
At 10:06 AM, Blogger palabraserrantes said...

Pepet, me hiciste emocionar... y vaya tus saberes de cortes con buen vino si! Cómo hacerte llegar todo el caluroso afecto para esas fiestas en el frío del norte? Ya veremos...
Besos, desde Buenos Aires

 

Post a Comment

<< Home