Pepet el Anacoreta

Bellísimas narraciones y opiniones de la vida de Pepet.

Tuesday, November 01, 2005

La búsqueda del padre.



La ciudad me ofrece su piel gris
y la dureza de sus barreras de concreto y metal.
Como un espacio esperado desde tiempo atrás,
como una necesidad que manifiesta sus condiciones,
el amanecer me halló emergiendo de una bruma espesa
y crucé la carretera rumbo al centro de Madrid.

Durante el viaje de varias horas recordé
la luz brillante frente al jardín del vecino
en mi casa de Santiago, otrora elegante,
una tarde luminosa de noviembre cuando un nardo floreció
en el jardín de la abuela.
Mi padre se bajaba radiante del auto
vestido impecablemente con su sonrisa hermosa
que tanto violentaba a quienes no lo querían;
entonces volví a escuchar la voz cansada tras un teclado
las palabras de mi madre cuando cumplí los quince años.
Ese día vi oscuridad y una niebla extraña
que turbaba mis palabras y enmohecía mis manos,
ese día comprendí secretos que más tarde utilizaría
y me senté a llorar porque la vida cambiaba
y las horas entumecían mis sueños.

"Nada tienes de particular: ni belleza, ni inteligencia,
ni manos de artista o cerebro de conquistador.
Tampoco te destacas por las ausencia de dichas cualidades
y con un padre exitoso de preclaros pensamientos,
alguien que ha abierto puertas y que ha ganado batallas
deberás buscar un camino propio para tener algo de luz,
algo que te haga distinto y único en medio de la multitud"

La voz se me quedó en un espacio pequeño
donde recogí mi antigua alma de niño y deseché que el amor
me seguiría protegiendo por mucho más tiempo.
Así vagué por mi Hades cotidiano viendo que mi padre brillaba
opacando mis pequeños logros,
así lo acompañé a ceremonias y reconocimientos
amándolo y odiándolo al mismo tiempo,
mientras mi camino se desplazaba por estepas invernales
y vagaba sin encontrar donde descansar mis pensamientos.

Por años envidié a quienes tenían progenitores rústicos
de mediocridad evidente y agonía de oficina pública.
Escuchaba sus dificultades tan lejanas de las de mi padre:
hablaban de dinero y materia, de los colegios metalizados de sus hijos,
de fútbol, de dólares, de psicólogos y albañiles, de obras y formularios.
Él sufría por utopías y cambios de mentalidad, por ver a la historia fundirse
a los procesos sociales, por legisladores y filósofos,
por músicos y literatos, hablando de poemas y risas,
de pensamientos y arias de ópera.

Así un día decidí que sólo un cambio enorme tranquilizaría mi vida
un viaje por los terrenos del alma
en busca de mí mismo y mis esperanzas.
Arrojé mis maletas al viento y partí empujado por los libros
que delineaban un camino sinuoso en la estepa que ahora ya florecía.
El viaje calmaba mi ansia de independencia y me permitía
mirar atrás sin la rabia que tenía desde los quince años.
Las mujeres fueron bálsamo en mis heridas y mi inconstancia amorosa
serenidad en la búsqueda de quien era.
Lejos quedaba el fantasma de mi padre que recibía honores
en diversos lugares del mundo.
Y a ante quien se rendían inteligencias, bellezas y poderes.
Yo escapaba de su sombra enorme
oscurecedora de mi tierra y entre relatos, regazos y olas
finalmente fui brillando lejos de todo.
El Mediterráneo iluminó mis temores
de pies encadenados a la tierra
de rosas sin espinas delante de una vid.
Las piernas largas envolviéndome
los brazos, la carne y los cuidados fueron
espacios libres sin ahogos
y lentamente
rompieron las ataduras a mi continente.
La variedad de pieles y formas
sanaron los dolores para que sin ira
como Telémaco me hiciera diferente de él
y pudiera salir a buscarlo en la inmensidad de las aguas.

Giro por el Paseo de la Castellana,
acepto a mi padre como a un igual
y ya no lloro por temer que no existo lejos de su presencia.
En un barrio hermoso de Madrid
me espera el calor de una cama anhelante,
las manos que calentarán las mías,
el tiempo detenido en mi espera.
Dejo la carretera atrás y con ella los recuerdos
soy lo que quiero ser
sobrevivo y soy deseado por único.

23 Comments:

At 9:06 PM, Blogger Gemy said...

Bueno que te puedo decir me has sobrecogido , tu alto sentido del ego que has desarrollado con el paso de tus años .
Solo que para eso tuviste que irte de estas tierras para no sentir alguna sombra .
Todos queremos brillar con luces propias , pero a veces no lo serìamos sin haber tenido esa presencia marcadora para bien o para mal .
A la luz de tus palabras recuerdo a mi padre y aùn sigo tratando de llegar a parecerme un poco màs a el cosa que jamàs se logra cuando aquellos son demasiado brillantes .
Cariños .

 
At 9:31 PM, Blogger Verónica Reyes Serra said...

escribes muy bien. Me gustó el post.

:)

 
At 2:31 AM, Anonymous Anonymous said...

Con vergüenza reconozco que tuve un padre mediocre que nunca imaginó siquiera que podía eclipsar a sus hijos.
Era bueno y generoso pero francamente inofensivo frente a cualquiera con ambiciones en la vida. No sé que será peor, tu caso o el mío.
A veces quise sentirme orgullosa de mi padre y no pude. Muchas veces lo detesté por su torpeza, incultura y falta de aspiraciones al compararlo con los padres de mis amigas.
Me has hecho pensar mucho con tus palabras.
Muchas gracias, porque varias veces he venido y hasta ahora no me había atrevido a decir nada.

 
At 3:39 AM, Anonymous Leandro said...

Mi padre era un hombre inteligente que se farreó la vida en negocios en vez de terminar una carrera.
Yo detestaba que con tanto potencial no hiciera nada a su altura.
Hoy descubrí que esa era su altura, la de ser un mediocre que no quería nada más que un partido de fútbol, una película entretenida y una mujer sumisa.
Si yo pudiera cambiar las cosas no cambiaría a mi padre, es mi ejemplo de superación pues él es quien motiva mi despegue de esta tierra sin motivaciones.

 
At 6:25 AM, Blogger Blanca Lewin said...

Uf, el padre. Un tema precioso. Me alegro de haber encontrado efectivamente una bellísima naración, porque como venía de subtítulo en tu blog, no sé, venía un poco de cerca la recomendación. Yo no te voy a contar cómo es mi padre, pero agradezco tu relato. Felicitaciones.

 
At 8:50 AM, Blogger Piotr! said...

bello, realmente bello

Piotr!

 
At 10:08 AM, Blogger Una sombra said...

Pese al amor que le tengo a mi progenitor; jamás he admirado a un hombre como si a una mujer.

 
At 2:58 PM, Blogger Chirimoya_Alegre said...

Mi niño Pepet..en su Itaca propia a la sombra de su Ulises.
Que difícil es siempre hablar de los padres, hablar de ellos con la mano en el corazón parece una tarea que siempre sobrecoge, siempre es intensa, al margen de que sea una experiencia triste o feliz. No se en que bingo del universo nos habremos ganado ese par de presencias a fuego que son los padres, no se cuando sabré lo que somos los hijos para ellos. Sin duda, igual de potentes, igual de irrenunciables, igual de "cosidos a la misma estrella" como decía el poeta.
Te agradezco la calidad que le imprimes a todo lo que escribes. Eso es un bálsamo para todo aquel que tiene la fortuna de leerte.

Besos de sol para tí.

 
At 5:42 PM, Blogger pulse said...

Nada que decir...
excelente relato...
envidia de poder ecribir y expresarme algún dia asi.
saludoss

 
At 6:45 PM, Blogger Tontograve said...

me recomendaron este blog´s
acertaron.

 
At 8:15 PM, Blogger ojitos said...

te devuelvo tu visita y tu comentario en mi blog :)
seguire visitando,
sin acentos

 
At 11:51 PM, Blogger Eva.M. said...

Fabuloso blog. He empezado a leerte y ya no he podido parar... enganchas.
Con permiso, te enlazaré en mi página y vendré a visitar cuando el tiempo me lo permita.
Saludos.

 
At 4:24 AM, Anonymous Terrenal. said...

Trazar rutas hacia el progenitor es un trtabajo que requier madurez, paciencia y mucha tranquilidad en el el alma como tu has propuesto.
Sanar las heridas es condición previa y saber perdonar también.
Yo a mi padre le perdone abandono y descalificación y sólo así pude estar en su funeral.
Ahora que tengo hijos no quisiera caer en muchos de esos errores pero sé que es imposible no equivocarse, sólo deseo que no sea demasiado.

 
At 5:11 AM, Blogger Elena said...

Bueno... no creo en devolver la mano visitándote...
También me reservo el comentario respecto de vivir bajo la sombra del Padre.
Solo decir que tenemos varios sitios en común... por lo mismo cuando vuelvas a escribir con sentimiento, lo que meses atrás carecía en este sitio, diré lo que me transmite, por ahora solo decir, que seguiré atenta a las actualizaciones.

 
At 5:43 AM, Blogger ruidoDEtacones said...

Creo que es básico y esencial la confianza que transmitimos a los hijos en si mismos, independientemente de cómo somos nosotros.
.El papel de padre va parejo con lo que somos como personas, no puede desligarse, pero yo creo que (salvo excepciones) lo mas importante es que formamos parte de ellos.
Así también será con nuestros hijos y aunque resulte difícil de creer, la rueda seguirá caminando y dando vueltas .
Nuestros hijos también nos verán padres imperfectos y los hijos de nuestros hijos igualmente los verán padres imperfectos.
Aparte dejamos entre otras cosas, los egoísmos o incapacidades al anteponer el yo antes del tú (hijo)

Tema muy interesante, aleccionador y excelentemente expuesto de una forma directa y personal.

 
At 5:54 AM, Blogger Fragilidad said...

extremadamente bello ...usted si que sabe escribir , yo solo digo .. besotes y gracias por haber dado luz en su comentario a mi blog -!!! lo espero siempre es bienvenido !!! hay algo nuevo ..para cuando guste !!

 
At 7:25 AM, Blogger Ambar2006 said...

Qué hermoso post, me encanta cuando la gente sabe expresar lo que siente, para mí es difícil, no tengo el don... gracias por visitar mi blog... te sigo leyendo...

 
At 7:41 AM, Blogger Laura said...

Pepet:
en primer lugar gracias por visitar mi post. Respecto a tu pregunta amo la ópera. De Puccini adoro su capacidad para expresar con música más allá de las palabras. Adoro sus arias, sus temas, sus mujeres redimidas por el amor.
En segundo lugar me encantó lo que escribiste, sobre todo porque el 29 de enero estoy viajando para Madrid, esta vez sólo de paso para Londres, donde comenzaré el año. Gracias por hacerme caminar por el paseo de la Castellana nuevamente, como cuando paraba por puerta del sol. Tal vez algún día te cuente porqué razón tiene tanto que ver España conmigo.
En tercer lugar, pienso agregarte como link. Hermoso tu blog.
Cariños

 
At 8:51 AM, Blogger kiantei Castor said...

A usted yo lo imprimo,
no me basta la pantalla,
no me basta apagar el Pc
a usted yo lo imprimo y me lo llevo
a todos lados,
en el bus y en la casa,
de ida y de vuelta
para disfrutarlo mejor.
No le hablaré de su contenido
que es su tesoro de vida,
su móvil,
solo suyo.
A usted le elogio su forma,
sus visceras,
su potencia,
su espíritu.
Me somete tu pluma amigo,
tu Odisea, tu isla, tus atmósferas.
Mi Pepet, hijo de penélope,
nieto de Laertes y vástago de Ulises.
Mi Pepet encontrado y desado por ser único.
Usted lo ha dicho.

Mi beso.

 
At 9:19 AM, Blogger nika said...

Mi madre: Artemisa, guerrera, triunfadora, amazonas, arrojo y valor, coraje, cabellera de Apolo, heroína, capaz de librar cualquier batalla y de ganarla. Durante años la odié aun queriéndola. Me dije: jamás seré nada junto a ella, pero continúo a su lado.

Mi padre: dador, amoroso, débil, esclavo de sus vicios, artífice de la felicidad de otros, resignación, conformismo, vencido en incontables batallas, luchador social venido a menos, tranquilidad en la vejez. Siempre inspiró en mí compasión además de amor y un sentimiento de culpa por no ayudarlo a ser más grande. Lo amo como se ama a un niño extraviado y temeroso.

Yo: soñadora, idealista, oveja negra, artista, cobarde, arrojo donde no se debe, temor donde debe haber arrojo, mundo al revés, tomando siempre las decisiones desde la emoción, renuente a aprender lecciones. Amada por muchos, llorosa, tontarrona y esperanzada.
Debo emprender un viaje lejos de todo para encontrarme a mí misma (estoy perdida, muy perdida), lleváré la maleta vacía a ver qué traigo de vuelta.

Me encantó leerte.

 
At 10:54 AM, Blogger davinia77 said...

escribes bien hermoso;=),espero q encuentres tu luz y djes todos los temores del pasado.muchas gracias lindo por pasarte por mi blog ;=).un besazo muy dulce de esta andaluza ;=)
muacka

 
At 4:39 PM, Blogger xiao mei said...

que relato tan emotivo, es normal querer tener luz propia, no se puede estar siempre a la sombra de alguien mas aunque esta persona sea tu padre. Comprendo tu necesidad, yo no conozco a mi padre nada de el se para reflejarme quizas esa es la sombra que el me hace.

saludos

PD: gracias por la visita

 
At 3:16 AM, Blogger palabraserrantes said...

Bueno,hola, me has convocado. Yo pensé que nadie iba a comentar mi post. De todo modos, aunque nos guste no creo que ese deba ser el fin tampoco. Creo, desde hace un mes días que abrí el blog, que es lo primero que escribo tan abierta. Pero no tengo tu lirica y salió muy visceral y pensaba esta mañana cuando no había entrado tu comment todavía, uf! esto es mi dolor personal y no convoca a nadie. Pero de repente allí estabas. Y me vengo. Cada uno tiene su marca en el alma. Y cada uno ha buscado resolver el dolor a su modo. Vos te has ido lejos,para reencontrate contigo y "ser". Yo...hablo de esa muerte simbólica a la que me ha ayudado él, cuando luego de muchos años se le ocurrió desaparecer. Y a pesar de todas las desiluciones (el tema es largo no soy explícita en el post), descubrí un día que su ausencia traía paz a mi vida. Y que a partir de allí yo comenzaba de nuevo un largo camino. Lo que he escrito en el final es cierto, eso sentí la semana pasada y dije, joder! el fantasma va a estar siempre, y siempre va a doler. Pero es artilugio o búsqueda para estar a salvo no estar todo el tiempo con la mirada hacia atrás. No soy creyente como vos, pero el catolicismo es hegémonico y a veces pienso en "la culpa" que me provoca no poder perdonar.
Pero es así.
A ver, veamos el lado positivo de esto, me hizo llegar a tu blog y me encuentro con alguien que escribe muy, muy bien y que seguiré disfrutando.
Un saludo
(y disculpa la extensión del comentario).

 

Post a Comment

<< Home