Pepet el Anacoreta

Bellísimas narraciones y opiniones de la vida de Pepet.

Monday, October 17, 2005

Shiki y su último haiku.


Shiki se muere porque nació a destiempo. Aún no se conoce la cura para la tuberculosis y su vida pasa en un hospital de enfermeras cansadas que ya no gustan de ver tantos enfermos moribundos.
Nació en Masaoka y su familia era modesta. Esto le permitió disfrutar de los placeres de pájaros y bosques y aunque quiso ser político descubrió en Tokio a los 16 años que prefería escribir.
Shiki es un adolescente pedante que sabe demasiado de literatura y se atreve a escribir ensayos donde contradice a los viejos y enarbola banderas contra los sabios. En la Universidad Imperial demuestra que su verso es temible y perfecto. Genera temor en su entorno por la limpieza de sus líneas y sus haikus son detenciones del tiempo en un punto muerto donde puedes leer la realidad.
Shiki es un poeta implacable que corta la materia como una katana de letras, su cerebro fija el presente, que no existe, en la eternidad de símbolos orientales.
Un haiku es una fotografía del mundo en palabras y armonía. Una imagen de belleza que capta un instante efímero.
Shiki tiene 23 años y tuberculosis.
El periódico "Nihon" acoge sus columnas donde dice que los grandes no eran tan grandes y pone de moda la poesía. (¿te imaginas cómo debe ser que la poesía este de moda y en boca de todos?)
Shiki es, en Japón, un pájaro que canta hasta sangrar. Shiki es, en Japón, un poeta que escupe sangre mientras declama.
Shiki conquista a su pareja haciendo un sacrificio y cantando hasta la sangre y el dolor. Shiki conquista a su pueblo haciendo un sacrificio cantando en medio de la sangre y el dolor.
La enfermedad avanza y cada día lo postra más y más. Ahora caminar es un pequeño lujo y se disfruta del olor de la hierba en las suelas de los zapatos de quienes lo visitan.
El insomnio es su compañero y las percepciones se agudizan en las noches largas. Por las puertas de papel se pueden visualizar, a lo lejos, las velas que se mueven de noche.
Shiki agoniza y escribe mientras escupe sangre. Tiene 35 años y se amarra un lápiz a la mano.
Le traen agua de calabaza y es lo único que sus médicos creen que sirve para aliviarlo. Pero el agua de calabaza se demora en llegar y Shiki espera en medio de las letras.
"Enfermeras de guardia
adormecidas todas
escalofrios."
Las horas pasan y la agonía de Shiki continua, es el destino de su poesía trágica y desafiante. Es la venganza del mundo que no soporta su genialidad.
"Litros de flema
el agua de la calabaza
no llega."
Pero su destino final es la perfección y antes de morir escribe tres líneas más que lo engrandecen y lo rescatan de la muerte, del tiempo y la enfermedad. Su último haiku lo inmortaliza fuera del tiempo y nos deja un final sublime:
"No la bebió
agua de calabaza
la luna llena."

8 Comments:

At 3:23 PM, Anonymous bai said...

PRE-CIO-SO

¿Te imaginas que la poesía se hiciera columna diria en algún periódico de tirada nacional?

Un aplauso.

 
At 7:48 PM, Blogger soberbianaif said...

esto es lo que más me ha gustado de todo lo que te he leído, has estado un poco erràtico, alejado, pero...uf!, esto me ha conmovido, la muerte y la poesía, son amantes inseparables.

gracias por tus palabras.

me tocaste.

 
At 8:56 PM, Blogger Chirimoya_Alegre said...

Señor mío:
¿Acaso el amor no nos hace siempre cantar hasta la sangre y el dolor?

El corazón sufre de tuberculosis crónica entonces..desde su más tierno estertor.
Me dejaste vagando en órbitas que pensé había olvidado. Con tu texto a contraluz, puedo ver un montón de cosas más: las arterias de tu letra, lo perturbador que puedes llegar a ser.
Me gusta encabritarme, mil gracias por eso.

A tu espera..

Moi.

 
At 5:33 AM, Blogger ETERNO DESPISTE said...

Gracias Pepet, por regalarnos tus escritos, tus palabras nuevas y llenas de magia que a cada uno de los que nos apasiona leer nos transporta a diferenes lugares y nos trae a la mente sensaciones y recuerdos olvidados...

 
At 9:34 AM, Blogger indianguman said...

Realmente sublime, en forma y contenido.
y de alguna manera me recuerda que también los simples mortales que necesitamos escribir, estamos destinados a veces a escupir sangre en el intento. Ahí dejamos de ser simples mortales. Esa es la gracia.

Saludos, y gracias, de verdad me he disfrutado este texto.

 
At 4:34 PM, Blogger ElMonito said...

grasia tio por acordase de este povre y triste ElMonito espesialmente aora qe está tan lejo Y EN VES QUE LLO SIGO EN EL CLOSE y ni tio nunca me a qerido llevar a Wisneybon. el poema del tio chinito del Japon es mui bonito ojala qe se salve parese qe no. Grasia.

 
At 7:07 PM, Blogger Lo de Verdad said...

todavia estoy pensando, y escribiendo y borrando que decir, bah digo, que escribir. nada muy inteligente ni sensible me sale ahora pues... voy y vuelvo

 
At 1:22 AM, Blogger Pepet el Anacoreta said...

Muchas gracias por los comentarios.
De todos los maestros del Haiku, pese a que no puedo apreciar la fonética y la estética de la escritura porque no sé nada de japonés, en lo meramente poético Shiki es el autor que más me llega.
Me recuerda mucho al diario de muerte de Enrique Lihn esto de escribir de su propia agonía.
Sus letras son iluminadas de precisión extrema.
Gracias a ustedes por leer.

 

Post a Comment

<< Home