Pepet el Anacoreta

Bellísimas narraciones y opiniones de la vida de Pepet.

Thursday, October 06, 2005

Las palabras no pueden hacer tanto daño.


Yo creo que las palabras son menos dañinas que muchos actos, sin embargo a veces te pueden traicionar y las apariencias escritas en papel o dichas sin pensar son una trampa.
Milán me dejó con un sabor fashion que debo decir con cierta vergüenza que me gustó. La galleria Vittorio Emmanuele y sus tiendas y desfiles en la calle. La disco Casablanca y su gente que mira sin verte me hizo sentir algo más viejo y menos capaz del ridículo que antes. Sus edificios, su gente, la ropa y la gastronomía me fascinaron. En una de las comidas el menú engañosamente me llevó a probar lo que con horror otros vieron sólo como arroz con salchicha, tratándose nada menos que de un risotto con el mejor arroz carnaroli de textura consistente, crema, pomodoro fresco, queso y trocitos de exqusita charcutería lombarda.
Milán me provocaba curiosidad y esto de ir en la semana de la moda me llevó a un mundo que mezcla glamour y decadencia. Las modelos con sus cuerpor largos y frágiles me generan sensaciones encontradas al ver belleza y esa delgadez anoréxica que al final me incomoda.
En dos oportunidades pude sentir esos cuerpos que parecen quebrarse entre los brazos y la verdad es que me quedo con formas más contundentes. Siento que tocar esos cuerpos de líneas verticales y poco desarrollo hormonal me sugieren la sensación de hacer el amor con una niña o con un personaje andrógino donde mis espacios transversales dañan esa longilinea anatomía.
La primera vez fue a los 16 años cuando ella tenía 15 y se paseaba como aprendiz de pasarelas de poca monta por Providencia y Las Condes. Al poco tiempo logré aburrirla con mi interés por Borges en aquella época, pero antes me enseñó todo aquello que alguien debe saber de los ambiguos Dolce y Gabbana, los colores de Versace, las biografías de Lagerfeld, Coco Chanel, las telas de Valentino y los zapatos de Ferragamo. Y de pasada me dejó con el avergonzante deseo de viajar a la Place Vendôme y la semana de la moda en Milán. Según supe ahora es el rostro de Hites o algo por el estilo.
La segunda fue en este hemisferio y para ella yo era un personaje exótico que la divertía viniendo del sur del mundo y hablándole de realismo mágico y geografía extraña. Era de piel clara y pelo castaño con rasgos finos y algo fríos, con su metro ochenta y 50 kilos me hacía sentir mal de apretarla demasiado con mis manos torpes. Con el tiempo me transformé en algo raro en su mundo y me paseaba haciéndome hablar de libros y música con sus amigas de ignorancia supina. Creo que al fin llegó a quererme un poco.
Cuando llegó la hora de desnudarla fue extraño pese a que intuía lo que pasaría. No dejó de sorprenderme su falta de formas suaves y la dureza de sus caderas huesudas y al fin toda la estrechez de su cuerpo que casi no pesaba. Ese fue el principio del fin y nuestra vida sexual fue breve y tradicional.
Durante el otoño decidió ir a probar suerte a Italia y yo me encontré una belleza en Madrid de pecho maternal y caderas dulces y amables. Siendo un creyente no me sentí en condiciones de rechazar este regalo del Altísimo y pequé.
Volvió con el peso del fracaso y de nos ser elegida para Pasarela Gaudí en Barcelona lo cual fue aún peor cuando le confesé mi inconstancia. A diferencia de aquello que pensaba acerca de su frialdad en cuestión amorosa, se lo tomó bastante mal y durante dos semanas no dejó de llamarme y hacerme la vida difícil.
Su acto final que mostró toda su personalidad histriónica fue un escadalillo en mi universidad frente a mi grupo de amigos. Y cuando ya comenzaba a subir la voz y yo infructuosamente intentaba explicar que la carne se rinde frente a Hedoné, un momento de iluminación me llevó a decirle en voz alta mi pensamiento peregrino: "estás...más gorda". Hubo un silencio sepulcral y una que otra risita de parte de las mujeres.
No he vuelto a verla pues sus médicos me dijeron que tenía las visitas prohibidas en aquel lugar donde la alimentaban por una vena y le administraban varias pastillas.
Yo no creo que fueran mis palabras las que le pudieron provocar su crisis porque ya venía mal de antes y yo no creo que las palabras tengan tanto poder como dicen.
Paseando por la calle Montenapoleone me parecía verla en cada escaparate inmóvil y quebradiza.
Mientras disfrutaba mi risotto preferí pensar en mi amor de formas voluptuosas y dejar las modelos en un sector más escondido de mi memoria.

9 Comments:

At 3:08 PM, Anonymous Anonymous said...

Court Rules in Favor of Anonymous Blogger
In a decision hailed by free-speech advocates, the Delaware Supreme Court on Wednesday reversed a lower court decision requiring an Internet service provider to disclose the identity of an anonymous blogger who ...
Hey, you have a nice blog here! Awesome job. I have
a jazzy chairs site. It pretty much covers jazzy chairs related stuff.

Come and check it out when you get time :-)

 
At 4:53 PM, Blogger Wolfman_escritor said...

Hola, cómo estas? ... por mucho trabajo no he escrito pero si te he leido ...

Salu2

 
At 5:51 PM, Blogger soberbianaif said...

al parecer, acá adentro, algunos en vez de entrañas, tenemos palabras, y si nos dan a tragar las equivocadas, puede descomponer la frase que conforma nuestro delicado equilibrio vital...
se te extraña en la soberbia...¿qué pasó?...
un beso, nada de escueto

 
At 9:24 PM, Blogger Carly said...

uy lo que puede hacer un momento de enojo...en todo caso de pesar 50 kilos con 1.80, es probable que le problema lo haya tenido hace ya mucho tiempo...

 
At 1:34 AM, Anonymous Anonymous said...

Anacoreta,
Confieso que tenia varios dias sin pasar por aqui, y con usted me debato entre algo parecedido al amor-odio.
Y me encuentro con la sorpresa de que anda haciendo cuentos por encargos... es cool, pero esto me habla de agotamiento... sus musas lo estan abandonando???
Yo creo que cuando se pone de bueno, la cosa no le sale tan bien, mejor le quedan los papeles de villano...
En fin, escribame un cuento de origen subsahariano, con fin en Melilla... pero desde una optica humana,y con algo de amor.
Vale!

 
At 6:37 AM, Blogger soberbianaif said...

lo prometido es deuda...mi abuelo era un vividor, le gustaba la bohemia, las mujeres y la buena vida. Así dejó un número indeterminado de hijos por el mundo, y otro número aún mayor, de mujeres furibundas.
Cuando mi madre se embarazó de mi hermano mayor, él la despreció, diciéndole que no quería volver a verla jamás, que él no tenía hijas putas.

Así fue que no supe de él en muchos años.
Yo vivía con mi abuela materna, y cuando comencé a crecer, también se inicio el aprendizaje teórico sobre lo despreciables que son los hombres. Ahí supe historias sobre mi abuelo, el odio y la venganza.

cuando mi abuela murió, me tocó revisar y ordenar sus cosas, ahí encontré muchas fotografías de mi abuelo, lo que me hizo comprender que todo ese odio, escondía un amor que jamás se rindió, a pesar de que mi abuelo abandonó a mi abuela por su mejor amiga.

entre las fotos había una muy interesante, donde aparecía el viejo, tocando acordeón,con la felicidad en los ojos, rodeado de muchas otras personas, que sonreían intensamente, entre ellas mi abuela, que lo miraba con unos ojos brillantes, enamorada.

En un momento, tuvimos que ir a revisar las cosas que mi abuela había dejado en su casa de Cartagena, y ahí lo encontré, perfectamente guardado en su estuche verde, un acordeón honner, de una madera rojiza, y un aullido que me removió el cuerpo, cuando intenté hacerlo cantar.

fue amor a primera vista.
comencé a practicar por las tardes, pero el animal pesaba mucho, y era demasiado difícil para mí. Pensé en abandonarlo.

Este año, mi abuelo murió solo en el asilo. No lloré, yo fui la heredera del desprecio de mi abuela, no lo lloré.

pero retomé el acordeón, y por primera vez logré hacerlo cantar, se entregó, o me entregué.

¿quien sabe?

 
At 6:55 AM, Blogger La Artífice said...

hey, me gusta el relato de las anoréxicas, quizás porque alimentan mi ego de voluptuosa. también lo de sobrebia naif, más soberbia que naif en el sumario.

 
At 6:15 AM, Blogger ETERNO DESPISTE said...

Me encanto este texto..

 
At 10:38 AM, Blogger galgata said...

Opino que este post te quedó MAGISTRAL!!!!!
Pura sincerida y colorido.
Pd: Yo tb creo que las palabras nunca son tan importantes... curioso pensamiento para escribidores de blogs, ¿no crees? jajaja

 

Post a Comment

<< Home