Pepet el Anacoreta

Bellísimas narraciones y opiniones de la vida de Pepet.

Friday, September 23, 2005

Para Petra


Petra aqui va tu historia:

"Cuando me encargaron diseñar los logos de "Ewige" les dije que me gustaría entrevistarme con alguien que pudiera contarme de forma muy directa las características de la empresa para orientar de mejor manera mi trabajo. Al día siguiente me llamó un hombre de voz profunda y trato levemente cortante, pero educado, y que se apellidaba Santa María. Me invitó a cenar a un restaurant de carnes en Vitacura y quedamos de juntarnos a las 21:00 hrs. en la puerta del restaurant. Me contó que vendría con dos gerentes de la empresa que estaban interesados en plantear un par de ideas para mi trabajo. Cuando llegué a las 21:05 los tres hombres ya estaban allí. Santa María me pareció un hombre de aspecto sombrío, moreno con rasgos similares a los de los árabes y barba y bigote bien cuidados. Los otros eran un par de tipos altos, de ojos claros; uno de alrededor de 35 años y su padre de unos 70. Ambos hermosos y de mirada penetrante, el viejo con esas canas que dejan traslucir un cabello dorado en la juventud y el más joven de pelo castaño claro, delgado y con algo inquietante en sus movimientos. La cena fue tensa por mi imposibilidad de hablar alemán y Santa María hacía de traductor entre los dos hombres y yo. Allí supe que "Ewige" era una gran empresa dedicada al comercio de arte y antigüedades y que luego de trabajar en Europa y Estados Unidos habían decidido venir a Sudamérica en busca de obras traídas principalmente desde España. Luego de comer la entrada yo me pedí un plato de carne con una salsa con crema y Santa María, me dijo que los alemanes eran judíos y que no aceptaban que se mezclara carne con lácteos en la mesa donde ellos comían, también me aclaró que él era judío pese a su apellido y que provenía de una familia sefardí de Toledo, que se vió obligada a hacerse pasar por conversos. Nunca antes me había tocado algo así pero siendo la invitada y la interesada en el proyecto acepté sin problemas. Santa María a diferencia de los otros dos pidió una carne muy poco hecha que goteaba mientras la saboreaba con un dejo de placer que se escurría en sus gestos.
Me explicaron que deseaban mostrar solidez económica ya que estaban dispuestos a pagar mucho dinero si las piezas que buscaban estaban en buen estado. Les interesaba en Sudamérica todo aquello que fuera Renacimiento Español y que hubiera llegado antes de fines del siglo XVI. En algunos segundos de silencio Santa María miraba mi escote y comía su carne rojiza haciéndome sentir incómoda. La cena terminó temprano y yo me fui con las cosas algo más claras pues me dieron algunas pautas que me parecieron rarísimas: ninguna imagen alusiva al judaísmo, ninguna representación de animales y la prohibición de color gris, violeta y blanco.
Les entregué mi trabajo antes de lo que habíamos pactado y me pagaron lo acordado sin inconvenientes con lo cual debo decir me arreglé la situación económica por varios meses.
Diez días más tarde aparecía a página completa en El Mercurio la propuesta de "Ewige" de comprar arte y muebles con mi hermoso logo de una mesa decorada simbolizando la solidez, el lugar de encuentro de negociación y el arte.
Todo era tranquilo hasta que en las noticias vi que mostraban un mes más tarde a los dos alemanes de la comida muertos en un departamento de Las Condes y se decía que había algo de venganza gay por la cantidad de puñaladas de los cuerpos: 216 en cada uno y una cruz en la frente de cada cuerpo. Había signos de robo y mostraron una enorme caja fuerte descerrajada en la casa de los muertos. La imagen me produjo una angustia enorme y pensé en llamar a Santa María para darle el pésame, pero ese hombre me inquietaba y decidí no hacer nada.
Me dediqué a ver el flujo de acciones de Ewige y me soprendió que desde ese día comenzaron a transarse como nunca en la bolsa. Mi mesita de logo circulaba por páginas web vertiginosamente y aparecían nuevos gerentes en la empresa y ni señas del extraño Santa María.
Lo que vino después fue innarrable por increíble y extraño. Al cumplirse tres meses exactos de la publicación de mi logo yo estaba tranquila en mi departamento rumiando la angustia de tener 33 años y estar sola en el mundo, ansiando compañía, amor y por qué no decirlo un macho en la cama. Cuando llamaron a mi puerta dos hombres que dijeron ser de investigaciones en busca de información.
Se veían muy bien presentados y la ropa tenía un evidente toque de distinción que un policía cualquiera no tendría. Me mostraron identificaciones y me pidieron ayuda con algunos datos de los alemanes muertos. Les conté lo que sabía y me comenzaron a hacer extrañas preguntas como si yo era católica, que me habían dicho de la imagen corporativa de la empresa, que significaba el logo, si yo sabía que habían encontrado una mesa traída a Santiago en 1650 con incrustaciones de piedras preciosas y por último que sabía de Simón Santa María Asuero.
Contesté lo que pude y les dije que sólo a través de lo que me contaron diseñé la mesa del logo y que no sabía de ningún mueble extraño o caro, que a Santa María lo habia visto una vez con los alemanes y que era católica pero que no entendía porque me preguntaban eso.
Se fueron sin decir mucho, uno al irse dejó asomar un rosario que llevaba en el bolsillo y se fue al parecer rezando el otro se marchó en total silencio.
Al día siguiente recibí una llamada de Santa María, esta vez parecía nervioso y me pidió que lo recibiera para hablar conmigo. La entretención de recibir a alguien un domingo en la tarde y la curiosidad de todo esto me llevo a decirle que lo esperaba ese mismo día.
Santa María llegó a preguntarme por los de investigaciones y se veía cansado pero interesante esta vez, movía las manos delgadas con rapidez mientras me inquiría respecto a las preguntas de los policías, de pronto en medio de sus cuestionamientos me di cuenta que tenía unos ojos oscuros hermosos y sentí que su mirada era antigua y conocida, ya no estaban allí los alemanes con sus ojos claros deslumbrantes y esta vez pude ver que tras esas formas cortantes y educadas había un hombre que me miraba con deseo. Instintivamente me acerqué y no sé porqué lo abracé y comencé a besarlo, el dijo "no otra vez" pero nuestro contacto parecía gustarle y yo no entendía porque sentía una excitación enorme que me llevaba a querer tocarlo y desvestirlo pese a que apenas lo conocía e incluso me pareció desagradable al principio. Las manos de Simón Santa María Asuero comenzaron a recorrerme mientras repetía "me arrepentiré de esto" Su torso desnudo tenía cicatrices en la espalda y una estrella de 6 puntas tatuada con el número 216 y unos caracteres hebreos. Se lanzó sobre mí como si no hubiera tocado una mujer en años y casi con desesperación me tendió en el suelo y me desvistió rápidamente. Su cuerpo era fibroso y duro, sus manos parecían las de un viejo tocándome con lascivia y al sentirlo dentro de mí una sensación de quemadura, dolor y excitación se hizo presente de forma sorpresiva. Yo jadeaba poseída por ese hombre casi desconocido que me decía cosas en un castellano antiguo y con algunas palabras extrañas. Me sntí como la carne jugosa de la cena y él me degustaba con gozo. Luego de un largo rato que para mí fueron escasos minutos tuve el orgasmo más violento de mi vida y Simón Santa María lloraba mientras hablaba en una lengua extraña.
Lo abracé y consolé durante un rato y le pregunté que pasaba. Me dijo que sería la última vez que nos veríamos pero que merecía una explicación. A estas alturas de los treinta y tantos que otro hombre me dijera tras tener sexo que no nos veríamos más me sonaba a cuento conocido, pero lo que me dijo realmente fue extraño.
Me contó que vagaba por el mundo desde hacía años, que había aprendido a hablar español en Toledo y que en realidad hablaba "ladino" o judeo español, que había vivido escapando siempre y que el tatuaje databa de 1942,lo que era rarísimo para un hombre que no parentaba más de 40 años. Que 6 x 6 x 6 eran 216 y que era una antigua forma de matar judíos ocupada en el medioevo eso de las 216 puñaladas mas una cruz en la frente. Que los policías no eran policías y que lo más terrible en el mundo es ver como mueren todos los que amas y tu sigues vivo vagando. Que la empresa era de su propiedad y que "Ewige" eterno suena distinto en aleman cuando se junta con jude y queda "Der ewige jude". No entendí nada acerca de lo que habló en su español entrecortado acerca de la mesa de Salomón perdida en el siglo XVI y que le permitiría borrar su maldición. Yo aún sentía su cuerpo dentro del mío quemándome mientras me preguntaba como había intuído la mesa de Salomón. No supe que decirle porque ese diseño tan solo me salió del alma al igual que el deseo de tocarlo.
Le pedí que se fuera y mientras se vestía vi que venía con un traje gris, camisa blanca y corbata violeta. me entregó una carta de Tarot antes de irse, era el Arcano XXII, el Loco mordido por un perro mientras vaga por el mundo. Me dijo que lo pusiera escondido en algún lugar de la casa y que nada me sucedería.
Nunca más volví a verlo y las acciones de Ewige desaparecieron del mercado. De vez en cuando miro la carta que me regaló, tan contrastada con la solidez de la mesa de mi logo, tan cercana a eso de errar por siempre y entonces vuelvo a sentir su fuego dentro."

14 Comments:

At 5:20 AM, Anonymous Anonymous said...

This comment has been removed by a blog administrator.

 
At 4:44 AM, Blogger Leónidas said...

Guau.
Si es verdad, toda una historia.
Si es tu imaginación, sigue escribiendo.

 
At 8:07 AM, Blogger Mexxe said...

Notable, Anacoreta. Ya estoy pensando en qué cuento encargarte...
Una cosa: ¿la palabra no debiera ser "inenarrable" en vez de "innarrable"?

 
At 1:01 PM, Blogger Pepet el Anacoreta said...

Gracias mexxe por la corrección, tienes toda la razón lo correcto es inenarrable. Gracias Leónidas y trataremos de ver el próximo cuento

 
At 5:20 PM, Blogger Petra said...

Vaya Pepet, esta historia hasta me ha hecho soñar cosas innenarrables. Creo que habremos de llevarlo al cine, sí, prepárate que la fama será tuya.
Gracias.
Un abrazo,
Petra

PD: lo terrible del cuento, es la idea loca de sentirme identificada un poquillo con él, ¡ah! la ficción, una nunca sabe dónde empieza o dónde termina,je.

 
At 4:05 PM, Blogger Pilar said...

uuufff que texto tan lleno de cosas misteriosas, lo voy a leer denuevo para ver si entiendo las partes en que me quede mas con la forma que con el fondo... suele sucederme... me ha gustado mucho Pepet.
Saludos al escritor y a la mussa.-

 
At 12:11 PM, Blogger Legabal said...

Muy bueno. Intentaré visitarte.

 
At 3:26 PM, Blogger Oscar said...

uy, te pasaste, está increible.
¿Lo podría linkear desde la sección relatos de la pagina www.elventilador.cl?
Saludos

 
At 2:36 PM, Blogger Clickbank Mall said...

Come Visit Santa at his blog and tell him what you want for Christmas,

 
At 8:02 PM, Blogger Roberto Iza Valdes said...

This comment has been removed by a blog administrator.

 
At 11:31 AM, Blogger Roberto Iza Valdes said...

This comment has been removed by a blog administrator.

 
At 11:37 AM, Blogger Roberto Iza Valdes said...

This comment has been removed by a blog administrator.

 
At 4:00 PM, Blogger SaRKasMo said...

This comment has been removed by a blog administrator.

 
At 4:01 PM, Blogger SaRKasMo said...

wauuu... felicitaciones, sigue escribiendo. Comencé a leer la historia por curiosidad, pero sin darme cuenta estaba completamente sumergido.

 

Post a Comment

<< Home