Pepet el Anacoreta

Bellísimas narraciones y opiniones de la vida de Pepet.

Monday, September 12, 2005

No quisiera ser médico


Algunos me han tildado de variadas maneras sólo por manifestar aquí lo que la mayoría sabemos que la gente piensa, pero que pocos lo dicen por temor a parecer politicamente incorrectos. Frases como cerdo machista, egoísta, racista, clasista (esto último tiene un poco de verdad) aprovechador, que debería darme vergüenza lo que escribo, etc
No quiero caer en el juego de esos personajes que se las dan de honestos por el mundo y son capaces de decir cualquier barbaridad a otro por que "ellos dicen lo que piensan" Algo que para mí los transforma en "honestos inapropiados". Pero lo bueno de los blogs es que permiten exponer ideas y contar historia literarias o reales sin necesidad de moslestar a nadie, ya que basta que no te lean y punto.
Así que en esta oportunidad voy a contar una anécdota que no me ha ocurrido a mí sino a uno de mis amigos que se dedica a una de esas actividades que son fundamentalmente prácticas: la medicina.
La gracia de dedicarse a cosas "inútiles" como la literatura o la filosofía es que en ella te encuentras con gente que realmente le gusta lo que hace y que no aspira a vivir de esto y con gente de muy buena familia que es un agrado de conocer. En cambio mis amigos de Medicina se enfrentan a tener que trabajar con el objeto más complejo de estudio, la persona humana (de todo tipo) y tener que lidiar con problemas prácticos que lindan en lo desagradable: deposiciones, humores, hedores, conflictos familiares, dolores, etc y además deben solucionarlos porque ese es el fin de su trabajo eminentemente práctico.
Pero me da la idea que eso de estudiar siete años y luego hacer especialidades que duran tres a 6 años más y luego postgrados en el extranjero, los transforman en desadaptados sociales que continuan viviendo de estudiantes por largo tiempo y retrasan gustosos o no sus metas vitales como trabajar y ganar dinero (cosa que yo con más de 30 años aun no hago) casarse, asumir responsabilidades con hijos y famila y vivir vidas de adultos con proyectos a largo plazo como comprarse una casa definitiva en un buen barrio o una en Zapallar o Marbella para descansar como Dios manda. Su humor críptico, sus juegos de adolescentes, su competitividad feroz y su ironía a flor de labios los hacen excelentes sujetos de estudio literario.
Por el contrario la literatura es tan aséptica, tan lejana a los problemas reales, tan relacionada con las fisuras del alma y al mismo tiempo tan fuera de estas fisuras.
Tengo varios amigos médicos que me ayudan con mis dolencias crónicas como la tendinitis que me dejan los palos de golf, mi potomanía y otras dipsomanías (no es lo que muchos creen) o esa voces que escucho a veces en especial cuando escucho ópera.
Así que he decidido contar algunas historias de ellos en los próximos posteos para calmar las aguas un poco y evitar tanta crítica hacia este humilde poeta que sólo dice lo que su cursi corazón le indica.
Que Dios me perdone para no tener que llegar de urgencia donde alguno de ellos que sé que leen este blog y de ahora en adelante por espacio de un par de posteos sólo historias reales.

8 Comments:

At 9:00 AM, Anonymous galeno said...

Según lo que escribas será lo que recibas, pequeño anacoreta.

 
At 9:10 AM, Blogger Unferth said...

Espero esos relatos con impaciencia, aunque hay muchos tipos de médicos..., lo sé por propia experiencia.
Saludos.

 
At 5:49 PM, Blogger Blood said...

¿Sabes? Te entiendo en todo sentido y con conocimiento de causas : soy médico, le hago a la poesía, y algunas veces hablo de más (léase hocicón). No te preocupes, los que atacan a los hocicones son los mojigatos.

Saludos

Jorge

 
At 3:03 PM, Blogger Sanbahilandor said...

Anacoreta: tu no los obligas a leer lo que escribes, pero quizás los ofendes indirectamente a ellos, y por eso te insultan o se burlan de tí según sus capacidades.

No comparto la idea esa de que la filosofía y la literatura son inútiles. De partida porque tienen efectos muy directos sobre mucha gente... nada más moralizador como una película de hollywood, un libro de Flaubert, o una filosofía política como la de Marx. Los médicos curan los cuerpos y a veces las psiques. Las filosofías son capaces de curar pueblos enteros; y si no pregúntale a Rousseau. Las literaturas nos pueden hacer comprender muchas cosas, describir lugares y pensamientos. Creo que incluso la literatura fantástica puede ser útil a la hora de entusiasmar a alguno en la senda metafísica. La utilidad está muchas veces del lado del que recibe más que del lado del que ofrece.

Lo que sí comparto, hasta cierto punto, es la asepsia de la que hablas. Yo le agregaría algo más al dulce trabajo de escribir: independencia.

Finalmente, polémico Pepet, si no entiendo mal eres un chileno viviendo en España... tuve una polola catalana y pude conocer un poco de su carácter y del de su familia: sé que por allá no es mal visto decirle las cosas en la cara a la gente, aunque duelan dos veces; me lo confesó esta familia catalana. No practican la hipocresía del alabaré alabaré con todo el mundo ni tampoco se callan cuando algo les parece mal o cuando tienen que decir lo que piensan, me da la impresión que es parte de su carácter. A lo mejor te contagiaste Pepet!

Saludos.

 
At 11:14 PM, Blogger Bruj@ said...

Jajajaja...muy bueno, muy bueno...
no soy poetisa, ni nada que se le parezca. Vivo en el lánguido mundo real... a veces, suelo pasearme por lo que llaman "el alma". Los otros días, solo camino.

Leeré pacientemente tus post. Me siento halagada por ser fuente de inspiracion de el último... creo.

Gracias, eternamente en tu contra... "the evil-girl in my mind"

Sakurita

 
At 3:58 AM, Blogger Pepet el Anacoreta said...

Ahhh nada como la autoreferencia

 
At 11:44 PM, Blogger Catriela Soleri said...

Comparto tu sentir, yo también he encontrado en los blogs un espacio para expresarme sin incomodar a la gente que me rodea, y para evitar problemas en el colegio.
Respecto a lo de los médicos, 4 de mis 5 amigos estudiarán medicina, y sólo yo de el grupo algo humanísta.
Uno de ellos siempre me dice que yo me puedo dar el lujo por ser mujer, de estudiar algo inútil.
Mejor no me enojo y pienso en lo feliz que me hace lo que estudio.

 
At 11:46 PM, Blogger Catriela Soleri said...

Y olvide agregar que...
Durante 15 años pensé que estudiaría medicina como mi padre, hasta que descubrí las letras.

 

Post a Comment

<< Home